uber-grande

Uber libera sus primeros coches sin conductor en Pittsburgh (Forbes)

Los Ford Fusion autónomos de la compañía empezaron a dar servicio hoy, aunque aún lo hacen con un humano detrás del volante.

Uber, la compañía de transporte en auto privado con chofer, pronto podría prescindir del componente humano para ofrecer sus servicios.

“Hace un año y medio, Uber creó el Centro de Tecnologías Avanzadas en Pittsburgh, Pennsylvania. La misión: hacer de los Uber autónomos una realidad. Hoy, estamos muy contentos de anunciar que los primeros Uber autónomos del mundo ya están circulando en las calles de Pittsburgh”, informó la compañía a través de un comunicado.

Los Ford Fusion usados en el programa están equipados con una serie de sensores de proximidad, cámaras y lidars (radares que utilizar lásers para mapear el entorno).

Probar en las calles los autos desarrollados por equipos de ingenieros en laboratorios resulta determinante para la mejora de los prototipos. El primer auto autónomo en recorrer las calles fue el de Google, el cual ha recorrido más de 2.5 millones de kilómetros, recopilando cada vez más información sobre el entorno y “aprendiendo” de cada viaje.

No obstante, por ahora los Uber autónomos continuarán con alguien detrás del volante: “Si un Uber autónomo está disponible, llegará junto con un socio conductor experto para asegurarnos que el viaje sea como de costumbre. A parte de esto, será como un viaje normal en uberX”, dijo Travis Kalanick, CEO y cofundador de Uber en declaraciones preparadas

 

2-4 3-3 4-1 5-1 6-2 7-1 8-2 9-1

“Por supuesto, no podemos predecir exactamente lo que traerá el futuro, pero sabemos que los Uber autónomos tienen un potencial enorme para acercarnos a cumplir nuestra misión y mejorar la sociedad, por ejemplo: reduciendo el número de accidentes vehiculares, que hoy conducen a 1.3 millones de muertes al año; liberando hasta 20% del espacio en las ciudades, que actualmente es utilizado para estacionar los más de mil millones de autos en el mundo; y aliviando el congestionamiento vehicular, donde cada año se pierden billones de horas”, añadió Kalanick.

“No podríamos estar más emocionados con lo que viene. Pero para que esto suceda, debemos empezar por combinar nuestra red de usuarios con nuestro software y hardware de autos autónomos. Nuestros esfuerzos desde el Centro de Tecnologías Avanzada, combinados con nuestra reciente adquisición Otto, quiere decir que tenemos uno de los equipos de ingeniería de autos autónomos más fuertes del mundo, así como la experiencia que viene de ofrecer productos para viajes compartidos y entregas en cientos de ciudades. Nuestras alianzas con socios conductores, así como otras nuevas con fabricantes de autos como Volvo, asegurará una experiencia de clase mundial para las generaciones venideras.”

Fuente: Revista Forbes